Me he comunicado en el día de hoy con el rector Mateo Aquino Febrillet y le he informado, que ante la solicitud que le hace ADOCCO, para que proceda a investigar lo relativo a la plataforma tecnológica de la UASD, implementada en mi gestión rectoral 2005-2008, procedo a ponerme a disposición de su Oficina, del Consejo Universitario y de los organismos legales competentes de la República, para que se investigue, evalúe y se juzgue, todo aquello que se considere necesario estudiar, sobre las acciones acometidas durante mi rectorado en la UASD. Le he comunicado al rector de mi decisión de colocar a su disposición todas y cada una de mis funciones vigentes, desde el aula hasta las de representación, si las actuales autoridades de la UASD necesitaran de mi desvinculación de ella, a los fines de que, en ningún caso se pudiera obstruir o dificultar el proceso de la investigación solicitada.

Reitero a los universitarios de la UASD y al país, que todas mis actuaciones en mi vida académica de 34 años han estado apegadas a los estatutos y normas internas de la Universidad, a las disposiciones del Consejo Universitario y demás órganos de gobierno y sujetas a las leyes y la Constitución de la República. No tengo nada de que avergonzarme, al contrario, mucho de que sentirme orgulloso, sin vanidad, de los resultados de mis esfuerzos y de los trabajos de quienes me acompañaron en la dura tarea de cambiar la UASD con eficiencia y eficacia.

Me sorprende que, en el marco nacional que vivimos hoy, ADOCCO retome este asunto, cuando sus directivos conocen muy bien, que en un hecho sin precedentes en la historia de la UASD y quizás del país, convertimos la transición de mando del 28 de febrero del 2008, en un acto de rendición de cuentas, en el que ante las propias cámaras de los medios de comunicación, en aquel entonces, entregamos al rector siguiente, todos los documentos relativos a todas las áreas financieras, administrativas, de recursos humanos, activos fijos, patrimonio universitario y de infraestructuras terminadas y en proceso y de manera muy particular, 16 pliegos de documentos relativos a la nueva plataforma tecnológica que le permitió llevar a sistemas automatizados los servicios y procesos académicos, habiéndose realizado con éxito tres reinscripciones de semestres regulares de más de 163 mil estudiantes en cada caso y de un curso de verano, así como la migración exitosa al reporte y consulta de notas académicas, vía online y en tiempo real, como se estilan modernamente dichas operaciones. De lo que acabo de afirmar existe en el Internet y en mi propio portal personal, las evidencias grabadas y documentos, incluyendo mis declaraciones juradas al momento de ingreso y salida de la rectoría de la UASD.

Espero, pacientemente, para el cumplimiento de este nuevo deber de responder ante cualquier requerimiento por mis actuaciones al frente de la UASD, sólo quiero que en la defensa de mi honor y de la responsabilidad de mis actos, mi familia, mis hijos e hijas y mis amigos y amigas, a los que considero mis hermanos y hermanas, reciban esta nueva situación como una oportunidad para renovar sus sentimientos del deber cumplido y sientan el orgullo de poder pertenecer a una institución en la que sus principales autoridades son el mejor ejemplo de honestidad y servicios públicos, ya que la UASD sigue siendo la mejor casa para enviar a sus hijos e hijas a cursar los estudios superiores, seguros de que allí recibirán competencias asociadas a la formación en valores y de fuerte compromiso con los mejores intereses de su país.

Profesor Roberto Reyna Tejada
Ex Rector UASD 2005-2008

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *